Una hipoteca es un préstamo en el que se pone como garantía una propiedad ya sea para adquirir una vivienda o para pedir dinero sobre el valor de la propiedad que se posee.  Para solicitarla hay que tener en cuenta aspectos como:

La cantidad de dinero del préstamo, la tasa de interés, los costos de cierre, las comisiones, la tasa anual efectiva (TAE), el tipo de interés y si este puede cambiar, el plazo del préstamo, el tiempo que se tiene para pagarlo y las características de riesgo como penalidades.

Una de las principales ventajas de la hipoteca es que te ofrece una suma considerable de dinero. En el caso de los bancos, estos te prestan el dinero con la condición de que devolverás  la suma, dejando como garantía de pago una propiedad.

A diferencia de otro tipo de créditos, los hipotecarios son de gran utilidad ya que las cuotas mensuales suelen no ser tan altas gracias a los largos plazos que se otorgan para liquidar el crédito, lo que te ayuda en el cuidado de tu salud financiera.

Finalmente, para solicitar un crédito hipotecario es necesario contar con un buen historial crediticio. Hacer pagos constantes y puntuales de otros créditos solicitados le ayudará a tener una buena calificación.

¿Le gustaría saber más de las hipotecas? Llame al Lic. Jesús Alberto Humarán Castellanos, abogado y Notario Público 170 en Mazatlán, Sinaloa.