Un poder notarial es un documento en el que una persona autoriza que otra realice en su nombre y representación, trámites administrativos y legales entre los que se incluye la compra, venta, escrituración y administración de propiedades; así como retirar dinero y manejar cuentas bancarias, participar en juicios y otros procedimientos legales.

Es importante destacar que existen diferentes tipos de poderes. Por ejemplo, para un fin específico, cuya vigencia concluye una vez que se cumple lo encomendado. También se pueden extender para atender pleitos y cobranzas, actos de administración y actos de dominio como hipotecar, donar o comprar.

Para que a una persona se le otorgue un poder notarial, debe ser mayor de edad, estar en pleno uso de sus capacidades metales, acudir ante un notario con una identificación oficial y pagar lo correspondiente al trámite solicitado.

Cuando requieras de un poder notariado, acude con un notario público o abogado y coméntale cuáles son tus requerimientos. Si este es tu caso, te recomendamos consultar al Lic. Jesús Alberto Humarán Castellanos.

Con información del Consulado de México y Conceptos Jurídicos.